15.1.08

La constancia

Hoy es el día de Reyes y, entre otras cosas, me han regalado una guitarra. Me he dado cuenta al empezar a tocarla de que necesito mucho esfuerzo y dedicación para aprender a tocarla. He pensado en cuando yo empecé a tocar la flauta dulce en el colegio, o cuando aprendí a hablar inglés; estas son cosas que me parecían muy difíciles pero ahora no me lo parecen nada en absoluto. Creo que esto me pasará con la guitarra. En todo lo que se aprende en la vida hay que ser constante, y me he vuelto a dar cuenta de ello al coger mi guitarra nueva.

3 comentarios:

Sick_Boy dijo...

Es lo que hay, algunas veces algo te parece difícil, otras no tanto. Pero esa dificultad es la que nos hace esforzarnos para lograr nuestras metas. Si la dificultad no existiese, no nos esforzaríamos... por lo cual no nos saldría nada y tú NUNCA conseguirías aprender a tocar la guitarra.

He hablado demasiado? es tarde y mañana se hará pronto, igual no debería... tal vez sí.

Supongo que este comentario es poco esclarecedor, pero ya sabéis: "El verdadero significado de las cosas se encuentra al tratar de decir las mismas cosas con otras palabras".

...que mal lo de morirnos, a veces, por vicio.

Anónimo dijo...

Es increible ver cómo nuestras pequeñas alhajas cada vez se van convirtiendo poquito a poco en increíbles tesoros, después de pasar por todo tipo de momentos, unos muy buenos y otros no tan buenos....Pero al poder leer estas reflexiones y ver cómo afrotan los retos, nos damos cuenta de lo orgullosos que estamos de ellos.

Anónimo dijo...

aquí no habla ni blas